Así es el “uniforme contra la sexualización” que lució el equipo femenino de gimnasia alemana en los Juegos Olímpicos

 


Las gimnastas alemanas participaron este domingo en sus pruebas de clasificación en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 con trajes de cuerpo entero, como ya habían hecho en el Campeonato Europeo de abril, reivindicando la necesidad de sentirse cómodas para practicar su deporte. Elisabeth Seitz, Sarah Voss, Pauline Schaefer-Betz y Kim Bui llegaron a la última ronda de las clasificaciones luciendo sus trajes de colores rojo y blancos, cubriéndose piernas y brazos.

 

En Basilea, Suiza, habían decidido ya lucir una indumentaria de cuerpo entero, en lugar del tradicional maillot ajustado, algo que está autorizado por la Federación Internacional de Gimnasia (FIG). La idea es “sentirse bien sin dejar de ser elegante”, había explicado Sarah Voss, de 21 años, en su cuenta de Instagram.

 

“Cuando la pubertad comenzó, cuando tuve la menstruación, comencé a sentirme cada vez menos bien”, había detallado también a la cadena de televisión alemana ZDF. “Siendo niña no veía el traje ajustado como un gran problema”, señaló.

 

Publicar un comentario

0 Comentarios