López Obrador y su familia fueron blanco del aparato de espionaje telefónico del Gobierno de Peña Nieto

 


Andrés Manuel López Obrador, su esposa, sus hijos y hasta sus doctores fueron blanco del aparato de espionaje contratado por el Gobierno de Enrique Peña Nieto. Así lo revela una investigación publicada por la ONG Forbidden Stories, en asociación con Amnistía Internacional y un consorcio de medios internacionales. La filtración expone que los números telefónicos de unas 50 personas cercanas al actual presidente de México fueron parte de una lista de objetivos que un grupo de clientes gubernamentales entregó a la empresa israelí NSO Group, desarrolladora de Pegasus, un software de vigilancia que se utilizó para espiar hasta 15.000 personas en México. Las víctimas potenciales incluyen a diplomáticos, políticos de todos los partidos, periodistas, activistas y líderes sindicales, bajo vigilancia entre 2016 y 2017, de acuerdo con el reportaje.

 

Una de las entregas se centra en el círculo cercano de López Obrador, que llegó al poder en 2018, como blanco de los ataques cibernéticos. La lista de objetivos a la que ha tenido acceso la investigación, denominada Pegasus Project, incluye a Beatriz Gutiérrez Müller, su esposa, y Patricio Heriberto Ortiz Fernández, el cardiólogo que operó al político tras sufrir un infarto al corazón en diciembre de 2013. “Me queda claro que [el Gobierno previo] buscó toda la información sobre la salud del presidente, a través del hospital, a través de mí; pero no tuvieron nada más que lo que se sacó públicamente”, declaró el médico a la revista Proceso. “Desafortunadamente no estoy sorprendido”, agregó. La salud de López Obrador fue tema de debate en las últimas elecciones presidenciales, entre señalamientos sobre si su estado físico le permitiría asumir el Ejecutivo.

 

Publicar un comentario

0 Comentarios