Juegos Paralímpicos: México, con todos los cañones por las 100 medallas de oro



Es verano en Hiroshima y en la Ciudad de México, pero aquí florece el día y allá la noche lo apaga. Dos timbres de llamada después, uno de los integrantes de la delegación paralímpica mexicana atiende su celular. Es una entrevista a ciegas, así que cualquiera puede estar sentado o de pie, mirando quién sabe dónde o sosteniéndose el mentón con una mano. Entre las pocas certezas, están esas: la estación del año, la diferencia horaria y los kilómetros que separan a un lugar del otro (11 mil 912km), en medio de una emergencia sanitaria.

 

“¿Se escucha bien? -la voz aguda al otro lado de la línea-. La seguridad nos pone un poco nerviosos, no estamos acostumbrados a tanto”.

 

Publicar un comentario

0 Comentarios